Jerez Texas: música a 2.000 metros en un concierto histórico

“Es un día inolvidable y único en la historia de Jerez Texas. Hemos subido en telecabina, despertado a varias marmotas y ahora vamos a tocar por primera vez a cerca de 2.000 metros de altura”, explicaba sorprendido Matthieu Saglio, violonchelista del trío franco-español Jerez Texas al inicio de su actuación ante cerca de 300 personas a los pies del ibón Los Asnos, un lago de origen glaciar en la estación de Panticosa.

El trío, compuesto por Ricardo Esteve a la guitarra flamenca, Matthieu Saglio al violonchelo y Jesús Gimeno a la batería, ha ofrecido uno de los conciertos que marcarán la historia del Festival Pirineos Sur, como ha destacado Esteve, que ha dedicado una de las canciones a dos bañistas que han aprovechado el concierto para acompasar los ritmos del jazz a sus brazadas en el lago de origen glaciar de Los Asnos.

Jerez Texas ha interpretado en una soleada y agradable mañana algunos de los temas de su último disco “Clar de Luna”, el quinto de su carrera y cuarto de estudio y algunos de los temas más reconocidos en la trayectoria de este trío internacional que ha ofrecido más 500 conciertos en más de 25 países en sus 19 años existencia.

El trío franco-español ha desgranado algunos de sus temas propios como “Un americano en Motril”, uno de los momentos más celebrados por los casi 300 espectadores que poblaban las improvisadas gradas que rodeaban el ibón pirenaico, así como algunas de sus versiones más interpretadas como Birdland, de Joe Zawinul, o Couleur Café, de Serge Gainsbourg, que convierten a la banda de Esteve, Saglio y Gimeno en una de las apuestas de más solidas y abiertas del panorama del jazz actual.

top