Circo, danza y música despiden la edición 27 de Pirineos Sur

El festival concluyó, tras diecisiete días, con las actuaciones de Carlos Barona, el último de los talleres de “De vuelta con el cuaderno “y el espectáculo de circo y música de la compañía Chocolat Circo Music, de la que forma parte el dúo Canela Fina, el proyecto de danza integrada protagonizado por Kamen Nogués y Josan Rodríguez, Premio Pirineos Sur 2018  en la categoría de Integración ante un numeroso público que siguió asombrado el espectáculo.
“Nos hace muchísima ilusión actuar aquí. Es un festival que conozco muy bien, es especial para mí. Desde 1998 he subido todas las ediciones excepto una. Para mi, Pirineos Sur es música, naturaleza y amigos”, explicó Rodríguez antes de su espectáculo.

Y hoy él era el protagonista del Festival que tanto aprecia; el encargado de su clausura con un espectáculo en el que mezclan las coreografías (creadas por Amparo Nogués) de bailarinas con cuerdas y telas  (Kamen Nogués, Luisa Hernández y Mónica Marco); con la música en directo de la banda Vegetal Jam (David Aznar y Miguel Guallar). El propio Josan Rodríguez impresionó en sus intervenciones, en los momentos de las transiciones”.

pirineos sur_DSC4407
Antes de su espectáculo quiso volver a agradecer el premio y valorar la gran aceptación de su libro “El equilibrista. Otra forma de andar”, igual de ilusionado y humilde. “Cuando me lo dijeron me sorprendió mucho y me hizo mucha ilusión. Pero, ¿por qué a mí? Pienso que hago algo normal. Sin embargo, lo mejor es que mis padres están viviendo todo esto y es una alegría. Ellos también han tenido que afrontar esta recuperación tras mi accidente”.

A primera hora de la tarde, Carlos Barona había ofrecido una sanadora  sesión con cuencos tibetanos y de cuarzo, tambores, cajas de armónicos, campanas, flautas nativas y cantos guturales para llevar la mente de los asistentes a una desconexión total.

pirineos sur_DSC4074

Entonces conectó los sonidos de las plantas. Gracias al sistema Music of the Plants se captaban los biorritmos de las plantas traducidos en una gama de sonidos naturales que varían con cada espécimen e interactuaban con el entorno.
A continuación se celebró el último taller de De Vuelta con el cuaderno lo impartieron  Sara Lugo y Julio Casado y, de nuevo, obtuvo una gran aceptación por parte del público. En total, se estima que han pasado por sus clases casi 200 personas.

pirineos sur_DSC4085
“No es nada fácil hacer este tipo de dibujos porque la gracia está en captarlo en el momento, hacerlos rápido. Normalmente, los colores y los detalles los finalizamos al día siguiente”, explicó Sara Lugo. “Normalmente espero un rato para fijarme en los gestos y movimientos de los artistas y cuando los tengo, los intento plasmar. Luego hay elementos, como los instrumentos, que ya los conoces y sabes dibujarlos de otras ocasiones”.

pirineos sur_DSC4359

top