Espectaculares conciertos entregados al ritmo más primitivo de Kokoko! y Gato Preto

La noche de ayer será como una de las más recordadas de esta edición de Pirineos Sur, con un público completamente extasiado y entregado a las enérgicas actuaciones que regalaron unos pletórica Gato Preto y Kokoko!

 

Gato Preto: el sonido del afrofuturimo

Con el puño en alto y con las pantallas escupiendo mensajes revolucionarios y alegatos contra la violencia y el racismo. El comienzo de Gato Pretoen su segunda visita a Pirineos Sur (actuaron en 2014) arrancó con la misma fuerza que su segundo disco, “Tempo”: una batidora de ritmos en la que caben ritmos africanos, kuduro y electrónica. Gata Misteriosa ejerció de poderosa líder al micrófono y no le costó mucho esfuerzo contagiar su entusiasmo a los cientos de personas que se apelotonaban en las primeras filas del escenario de los Mercados del Mundo.

pirineos sur_DSC8912

Los mensajes antiautoritarios y pro feministas continuaron, mientras Lee Bass disparaba las bases desde su mesa de mezclas y su percusionista golpeaba sin compasión su tambor mientras una imponente bailarina hacía suyo el escenario. Cuando fueron conscientes del aplastante éxito no dudaron en invitar a varios espectadores a subirse junto a ellos a bailar, para regocijo del público. Tal obvio fue su éxito que se vieron obligados a subirse de nuevo y repetir tema. Todo el mundo salió ganando.

pirineos sur_DSC9036

Gato Preto simbolizan perfectamente lo que podemos llamar el nuevo afrofuturismo. Su último disco, “Tempo”, es una fascinante mezcla de electrónica y ritmos africanos y su estética es tan propia de las culturas tribales como de la steampunk. La banda, que se originó en Alemania, está formada por el productor ghanés Lee Bass (hijo de un músico experto en funk y soul) y la vocalista de origen mozambiqueño Gata Misteriosa.

 

Kokoko!: ritmo visceral

Cuales Devo africanos salidos de una cadena de montaje, los cinco miembros de Kokoko! salieron al escenario de Sallent de Gállego ataviados con monos amarillos y en cuestión de segundos crearon una irresistible tormenta de ritmos. Escapando de cualquier tipo de convencionalidad, su concierto fue una entrega total a la percusión y a los cantos tribales sin pausa para goce de un público que aún no había asimilado la que le venía encima; pero quería más y más.

pirineos sur_DSC9473

Con “Likolo” y “Tongos’a” lograron un espectacular comienzo, pero no fue nada comparado por la orgía de ritmos orgánicos y electrónicos que vendrían a continuación. Usando tan solo instrumentos creados por ellos (botellas de plástico e instrumentos imposibles incluidos) y una mesa de mezclas, firmaron otro de los conciertos más destacables de esta edición de Pirineos Sur. Pura energía transformada en un vehículo infalible para el baile más hedonista, el más desacomplejado, el que apela a los instintos más básicos del ser humano. Que repitan pronto.

 

Kokoko! vienen de la República Democrática del Congo, uno de los lugares de África de los que surgen las músicas más sorprendentes. Su sonido se mueve en la línea de unos compatriotas suyos que pudimos disfrutar en Pirineos Sur hace un par de años, Konono Nº1, pero acercándose a conceptos más modernos y alternativos. El resultado se puede escuchar en sus EPs recién publicados, “Tokoliana”, “Tongos’a” y “AzoToke”, en los que conviven en armonía el post punk, la música disco, la psicodelia y la tradición de su país.

 

La banda surgió del laboratorio La Belle Kinose, en Kinshasha, donde muchos jóvenes han creado música libremente, y ahora son dignos sucesores de MbongwanaStar y Jupiter&Okwess.

 

Circo transfronterizo al atardecer

El circo ha vuelto esta tarde al patio de las escuelas con un espectáculo colectivo formado por las artistas que participan en Caminos Emergentes.Se trata de uno de los programas impulsados por el proyecto europeo De Mar a Mar”Pirineos de Circo” que busca impulsar el trabajo de jóvenes artistas emergentes de las regiones fronterizas entre Francia y España.

pirineos sur_DSC8251 (1)

Los seis números que se han visto hoy suponían un completo repaso por todas las disciplinas cirqueneses, tanto tradicionales como contemporáneas: malabarismo, equilibristas, trapecio, música, teatro y humor. Al frente de cada uno de ellos, ocho jóvenes (cuatro procedentes de Aragón, dos de Occitania y dos de Cataluña) formados en las diferentes escuelas de circo de Francia y España, e incluso formación autodidacta en algunos casos.

 

“Color Café” finaliza con nuevo lleno en Castillo de Larrés

 

La unión entre AblayeCissoko y VolkerGoetze llenó Castillo de Larrés y de esta manera el ciclo “Color Café” ha llegado a su final con tres soldouts. Esta propuesta nació hace dos años y ya se ha consolidado como uno de los actos más exitosos de Pirineos Sur. El bonito museo de dibujo volvió a ser perfecto para albergar una propuesta más íntima, de las que hay que saborear con calma, como fue el caso de este magnífico dúo.

pirineos sur_DSC8181 (1)

Los estilos de ambos músicos son tan diferentes como sus propias vestimentas e instrumentos: traje y trompeta el alemán; túnica griot y kora el senegalés. Sin embargo, la comunión entre ambos mundos no pudo ser más fluida. El peso lo llevó Cissoko, marcando ritmo y melodías con la kora y con su aterciopelada voz, mientras Goetze se dejaba llevar y aportaba todo su talento y conocimiento de la música jazz.

 

Fue una hora y media de hermosas melodías que trasportaron al público a otras partes del mundo más ensoñadoras, mientras Cissoko relataba las historias propios de un griot de su cultura. Uno de esos conciertos que solo se pueden saborear en Color Café.

pirineos sur_DSC9302

top