Kase.O se corona como estrella de Pirineos Sur 2017 con una actuación pletórica y un lleno absoluto

480_Pirineos_Sur_FotoJavierBroto
PSUR 29 008Foto Javier Blasco_Pirineos Sur
457_Pirineos_Sur_FotoJavierBroto

El rapero zaragozano presentó su nuevo disco, “El Círculo”, y se confirma como uno de los músicos españoles más importantes del momento

En su primera actuación en el festival estuvo secundado en todo momento por El Momo y contó con la colaboración de Xhelazz y Sho-Hai

Bejo y Dj Pimp no desaprovecharon la oportunidad de actuar en el escenario flotante e hicieron gala de su dominio en los nuevos sonidos del rap

La XXVI edición llega esta tarde a su fin, con el concierto de José María Jiménez Grupo

5.300 personas, el aforo completo, vibraron con el imponente concierto de Kase.O en el último concierto que se va a celebrar este año en el Anfiteatro de Lanuza. Un broche de oro para una exitosa edición, que también contó con la refrescante actuación de Bejo y Dj Pimp, en el mismo recinto; y con José Pardinilla Sexteto en el escenario Mercados del Mundo.

Que Kase.O iba a desbordar el Anfiteatro de Lanuza era algo que se podía adivinar. Pero el mayor éxito del rapero en su primera actuación en Pirineos Sur fue que las primeras filas de la orilla del pantano estuvieran repletas de un público de todas las edades (muchos de apenas 18 años), aunar a rockeros, poperos y hiphoperos y trascender al legado de sus Violadores del Verso.

Su nuevo disco, “El círculo”, ha significado un despegue hasta alturas estratosféricas, sin renunciar a ninguno de sus principios, ni a su gente ni a su propia leyenda. El intenso show de más de dos horas arrancó al igual que su último trabajo: “Esto no para”, “Yemen”, “Triste” y “Guapo tarde”. Sonaron como auténticos clásicos, con un público rendido a sus rimas y sus movimientos. Cual flautista de Hamelin manejó a las más de 5.000 almas a su antojo, apoyado en todo momento por el buen saber de El Momo al micro y su hermano R de Rumba a los platos. Tampoco se cortó en lanzar un mensaje positivo, de unidad, al grito de paz, para recordar la gente que lo está pasando mal en el mundo.

La primera visita al pasado llegó con “Pura droga sin cortar”, del ya lejano “Vivir para contarlo”. No le importó mirar por el retrovisor en más ocasiones (no le queda nada más que demostrar) y rescató también en la primera parte del concierto “Ninguna chavala tiene dueño”, “Vivir para contarlo”. Pero el hip hop es una comunidad, casi una hermandad y Xhelazz ejerció de invitado estrella en “Billete de ida y vuelta”; y su hermano SHO-HAI, en “Viejos ciegos”.

Antes de los bises llegó uno de los momentos más inspirados de “El circulo”, la lasciva pero elegante “Mitad y mitad” con el que la temperatura del embalse subió unos grados. La catarsis colectiva llegó en la recta final, con la nombrada “Viejos ciegos”, “Repartiendo arte”, “Cantando” y “Ballentines”. Se despidió como es: “un vecino del barrio de la Jota de Zaragoza que se esforzó en ser el mejor en el rap”. Porque “hagas lo que hagas, hazlo bien”. Lo logró. Pirineos Sur lo puede atestiguar, en una edición que se despidió entonando aquello de “Soy de Aragón”.

Las nuevas generaciones del hip hop

Bejo y Dj Pimp dispusieron de 40 minutos de actuación y no desperdiciaron ni uno. Chulería al micro y técnica a los platos fueron la clave de la buena respuesta del público. El discjockey lanzó bases que se movía entre el hip hop tradicional y el trap; y el Mc, con batín incluido, derrochó carisma y descaro (“El puto amo de casa” es bastante ilustrativo).

Aunque el centro de atención fue Bejo y sus incisas rimas, DJ Pimp aún dispuso de lucimiento para un solo, reforzado con unos cuidados audiovisuales (desde ilustraciones irreverentes de penes a dibujos animados de Mulan, Ninja Scroll o Kill Bill).

Cerró con “Baile final” para despedirse con una baño de abucheos y de agua del pantano (sí, no dudo saltar). No se asusten. Bejo es tan chulo que no pidió un aplauso al público, si no abucheos. Actitud que le dicen.

HOY, ÚLTIMA JORNADA DE PIRINEOS SUR

Pirineos Sur 2017 llega hoy a su fin. Lo hará con un concierto de la tierra, con José María Jiménez Grupo. Este guitarrista flamenco nacido en San Sebastián pero afincado en Zaragoza actuará en el escenario Mercados del Mundo a las 19:30 horas.

José María Jiménez ha creado su propia compañía con los artistas flamencos de Aragón más relevantes. Durante su trayectoria ha acompañado a las grandes figuras del flamenco contemporáneo y domina las disciplinas de la guitarra solista y de acompañamiento tanto al baile como al cante. Ha colaborado con Chonchi Heredia, El Lebrijano, José Mercé, Potito, Mario Maya  o el bailaor Antonio Canales. Y, precisamente en esta edición del Festival, acompañó en varios temas a Bozo Vrêco en el concierto que ofreció en Lanuza.

Sus últimos trabajos han sido junto a las figuras de “Farruquito”, “Guadiana” y “Pedro Granaíno”.

Circo en familia

El último día del festival comenzará con el Taller de Circo impartido por Suitcase Circus en los Mercados del Mundo a las 12:00 horas. Esta compañía quiere acercar el mundo del circo y su disciplinas a toda la población. Sus talleres están enfocados a todo tipos de público, desde infantiles a adultos, y muestran todas las disciplinas que se pueden encontrar dentro de un circo: aéreos, malabares, equilibrios y acrobacia.

Pirineos Sur en trazos

Por la mañana, a las 12:00 horas, la dibujante Elena Titos ofrecerá la conferencia La música también se dibuja, dentro del programa De Vuelta con el Cuaderno, que ha servido para narrar desde un punto de vista gráfico esta XXVI edición del Festival Pirineos Sur.

La oferta se completará con el Taller de dibujo “Dibujando Pirineos Sur II”, impartido en esta ocasión por Celia Burgos, Sara Lugo y Elena Titos, dibujantes participantes en De Vuelta con el cuaderno en Pirineos Sur. El taller, que se celebrará en Polideportivo de Sallent de Gállego a las 18:30 horas, está dedicado a todos los públicos y se recomienda llevar material personal.

480_Pirineos_Sur_FotoJavierBroto

top