Gilberto Gil y Rubén Blades, dos leyendas de la música se suben en julio al escenario de Pirineos Sur

Cuenta atrás para una nueva edición de Pirineos Sur que promete ya con los primeros nombres. Dos de las leyendas de la música latinoamericana y también más internacionales como son Gilberto Gil y Rubén Blades se reencontrarán con el público del veterano de los festivales españoles en las denominadas músicas del mundo o el pequeño milagro, como muchos otros lo definen, que se repetirá un verano más -y van 27- en este enclave del valle de Tena, en el Pirineo altoaragonés.

El mes de julio está reservado históricamente para el Festival Internacional de las Culturas que prepara diecisiete noches musicales y días de Sur entre el 13 y el 29 para seguir con el mismo adn de explorar la rica variedad de la música que se hace en el planeta. El carismático artista panameño Rubén Blades será el encargado de abrir la XXVII edición del Festival Internacional de las Culturas que organiza la Diputación Provincial de Huesca, con un concierto como parte de la gira mundial con Roberto Delgado Salsa Big Band y para el que anuncia sus éxitos de siempre y el poderoso sonido de las grandes bandas de los 50 que le han valido dos Grammy Latinos.

Rubén Blades y Gil Refavela

Para el ecuador, Pirineos Sur ha reservado al que se considera historia viva de la música brasileña del último medio siglo. El cantante y compositor Gilberto Gil vendrá a celebrar los 40 años de su famoso disco Refavela con un repertorio bañado de música africana, estilos como el juju y el highlife y bajo el aura de Fela Kuti. La legendaria voz de la escena popular de Brasil tampoco llegará solo al escenario cercano a la frontera francesa y está previsto que le acompañen Mayra Andrade, Chiara Civello, Mestrinho y su hijo Bem Gil, también director artístico, compositor y arreglista.

Desde muy joven la música ocupa un lugar primordial en la vida del músico, que llegará el sábado 21 de julio al Festival después de haber cumplido 76 años, con cerca de sesenta discos y cuatro millones de ventas. Gilberto Gil regresa para volver a contagiar al público de Lanuza la alegría, ritmos y el alma siempre presente en su voz, y lo hace a un Pirineos Sur consolidado que él conoció nada más ver la luz, en año 1993.

Este año el corazón de Pirineos Sur va a latir con estos dos embajadores de la música del continente latinoamericano. Ambos, Gil y Blades, buscan el calor del público después de que el idílico paraje del valle de Tena les recibiera con unas temperaturas gélidas para quienes llegan del otro lado del trópico. También los dos comparten vitalidad en su madurez musical, aglutinan éxitos y reconocimientos por igual, entre los que se encuentran un buen puñado de premios Grammy, y su música y canciones se han convertido en himnos internacionales más allá del idioma en el que sean interpretados.

Como ya ha presentado en algunos de los más destacados festivales y salas de Estados Unidos, Latinoamérica y Europa, Rubén Blades se subirá al escenario de Pirineos Sur acompañado por Roberto Delgado & Orquesta, también de Panamá. Una banda, sencillamente, espectacular que está compuesta por el propio Roberto Delgado, quien asume la dirección, arreglos musicales y la interpretación del bajo eléctrico, Juan Berna (piano), Luis Enrique Becerra (teclados), Juan Carlos ¨Wichy¨ López y Alejandro Castillo (trompetas), Francisco Delvecchio, Idígoras Bethancourt y Avenicio Núñez (trombones), Carlos Ubarte (saxo), Marco Barraza (congas), Carlos Pérez-Bidó (timbales), Raúl Rivera (bongós y percusión) y Ademir Berrocal (batería).

Este influyente músico visita por tercera vez el Festival, en la última fue quien abrió la edición en la que se cumplían los 20 años y ahora compagina los conciertos con actividades en cine y televisión, sus artículos y preparando nuevas producciones que abordan la música tradicional cubana con su alter ego Medoro Madera, un disco de boleros junto al grupo Editus, otro de música brasileña en colaboración con Boca Livre y un álbum de rock y otros géneros con el grupo Paraíso Road Gang.

Las entradas para estos dos conciertos se pondrán a la venta en las próximas semanas en www.pirineos-sur.es y en los canales de venta habituales. Como en cada edición, el Festival Internacional de las Culturas va a seguir incorporando novedades para su público que se irán desvelando hasta la presentación oficial de comienzos de mayo.

Dos exministros sobre el escenario. Gilberto Gil comenzó su carrera musical en los años 60 y, junto con su amigo Caetano Veloso, fue uno de los padres del tropicalismo o, lo que es lo mismo, la innovadora corriente musical que fusionó la música popular y la bossa nova brasileñas con sonidos modernos del rock y el pop. Antes había creado su primer grupo, Desafinados, y luego empezó a ganarse la vida como compositor de jingles. En su larga trayectoria, ha tocado con grupos como Yes o Pink Floyd y continúa con una libertad creativa que ha bebido de las calles de su país, del que fue ministro de Cultura hasta 2008 durante el gobierno de Lula da Silva.

El también exministro pero de Turimo, Rubén Blades está de actualidad por la reciente presentación del documental sobre su vida, donde se recoge el legado tanto en lo musical como en lo político, no en vano es licenciado en Derecho y Ciencias Políticas por las universidades de Panamá y Harvard. El mítico cantante de “Pedro Navaja”, “Buscando América” y “Amor y control”, ha grabado más de 50 álbumes de música bailable y también de conciencia social colaborando con artistas de los más variados géneros y países hasta llegar a día de hoy como el artista de salsa y latin jazz más galardonado.

Por muchos de estos motivos este rincón del Valle de Tena, en el Pirineo aragonés, ya es conocido como el lugar de la universalidad de la música. En 1992 y sobre las aguas del embalse de Lanuza se iniciaba este diálogo entre culturas que, en forma de sonidos, dio lugar a un acontecimiento único que volverá a sonar a partir del 13 de julio. Esto es Pirineos Sur.
Gilberto Gil_Refavela_grupoRubenBlades_1

 

Rubén Blades y Gil Refavela

top